Guest Post by Ravi Zacharias, traducido por Carmina Perez

El dia de Navidad en 1968, los tres astronautas del Apolo 8 circularon el lado oscuro de la luna y se encaminaron a casa. De repente, sobre el horizonte de la luna, se levantó la Tierra azul y blanca engalanada por la luz refulgente del sol contra el vacío negro del espacio. Esos hombres sofisticados, entrenados en ciencia y tecnología, no pronunciaron el nombre de Einstein. Ni siquiera mencionarioon poetas, compositores o dramaturgos. Sóolo una cosa pudo captar la emoción inspiradora de esta observación magnificente. Billones escucharon la voz desde el espacio cuando el astronauta lo leyó: “En el principio Dios creó…” la invasiva, la inescapable sensacion de lo infinito y lo eterno.

Planeta Tierra mirada desde el Apollo 8 en el espacio

Planeta Tierra mirada desde el Apollo 8 en el espacio

Leave a Reply